viernes, 17 de octubre de 2008

Mi Presencia Ira Contigo...


“Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé”. (Josué 1:5)

A veces creemos que Dios está con otras personas, y no con nosotros. Muchas personas tenemos un problema... y es tenernos en poco, podemos creer y saber en nuestro corazón que Moisés fue un gran hombre de Dios, pero no podemos creer que Dios puede hacer lo mismo con nosotros.
Moisés era tartamudo y estaba viejito, aún así Dios lo usó para dar la ley. ...¿Por qué Dios no va usarnos a nosotros? Él mismo se encargó de hablarle a Josué y decirle que estaría con él, como estuvo con Moisés. ...Dios desea que tengamos un concepto muy grande de nosotros mismos.

V.9: “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas”.

La gloria de Dios lo acompañó siempre, y esto me hace pensar que la presencia de Dios no es la clave del éxito, porque si esa fuera la clave, ¿por qué no entraron en la tierra prometida?...Dios no mantuvo a la gente en el desierto; Fueron ellos quienes mantuvieron a Dios donde no le gusta habitar. (Presencia de Dios + Obediencia).

Dios le dijo a Moisés que estaría con él, pero Moisés lo dudó.
Y desde el momento en que Dios se lo dijo a Josué, le quiso revelar una nueva verdad diciéndole: “Mi presencia siempre irá contigo”. En otras palabras, lo que les dijo es: “Ustedes no han salido del desierto porque no han querido. Si salen, Yo voy con ustedes”.

En el tiempo de Moisés, la nube y la columna de fuego se movían, entonces se movían ellos; pero cuando paraban, el pueblo se sentaba a esperar que se movieran nuevamente. Cuando Dios habla con Josué, las cosas cambian …Él le dice: “Donde quiera que tú vayas, iré”. Me imagino a Dios sentado, diciéndole a Josué: “¿Nos vamos a quedar aquí todo el día?” Cuando él empezaba a caminar Dios lo seguía. Y lo mismo es para nosotros hoy, si sentimos que las cosas no avanzan, estás viviendo en la época de Moisés…Hey!! Dios va contigo donde quiera que vayas!!.

Dios se movió todo el tiempo, después de un tiempo se movían Moisés y el pueblo. Pero cuando estaban a punto de entrar a la tierra prometida, Dios dijo: “Mi presencia siempre irá contigo”.

…Si le dices a Dios que vas donde te lleve, ya sabrás por qué no avanzas. Él te está diciendo: “DONDE TU VAYAS IRÉ”. Ahora la nube y la columna de fuego se van detrás de ti. Dios va a donde le lleves. Si tú caminas, Dios camina. Si corres, Dios corre; Qué esperas??!! No dudes. Si Dios ya te habló, HAZLO!!. No has llegado más lejos porque no avanzas más. Llega más lejos y Dios irá contigo.